AJUSTE SUTIL. GRAN IMPACTO.

SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS

En Mazda, buscamos constantemente mejorar la conducción. Por eso, desarrollamos una nueva tecnología, SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS con G-Vectoring Control, para lograr un andar más suave y menos cansador para ti y los pasajeros. En las curvas, el sistema funciona perfectamente ajustando la potencia y repartiendo el peso del vehículo al empezar a girar y en toda la curva. El efecto es sutil pero cómo te sientes después un gran viaje no lo es. Elevar tu nivel confianza y tu estilo de vida a través de una experiencia de manejo superior. De eso se trata Mazda.

INGENIERÍA CENTRADA EN EL SER HUMANO

FABRICADO
PENSANDO EN TI

Para infundir la alegría de conducir en cada Mazda, diseñamos con una filosofía de desarrollo centrada en el ser humano. Es así cómo creamos SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS con G-Vectoring Control. En lugar de enfocarnos en la mecánica de la dinámica del vehículo, comenzamos nuestro desarrollo con las personas. Realizamos innumerables estudios sobre sus características y conductas para diseñar un vehículo que funcione en armonía con el conductor. ¿El resultado? Un auto que se siente como una extensión del cuerpo, con una dirección más precisa, mejor control y menos fatiga.

DISEÑADO PARA TUS INSTINTOS DE CONDUCTOR

La nueva tecnología de Mazda, SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS con G-Vectoring Control, te ayuda a conducir con más precisión al optimizar el control de carga. De la misma manera en que un atleta perfecciona su forma de golpear la pelota para que llegue más lejos con menos fuerza, nuestra tecnología busca la misma eficiencia. En lugar de reforzar la potencia del vehículo, mejoramos la manera en la que emite fuerza para poder liberar todo su potencial. Funciona de manera más inteligente, no fuerte, para que te sientas conectado y en control. 

EL COMIENZO DEL GIRO

A medida que el conductor dobla, SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS con G-Vectoring Control mejora la respuesta correspondiente para reducir la torsión del motor y llevar la carga a las ruedas delanteras. 

EN MEDIO DEL GIRO

En este punto, la tecnología detecta la maniobra del conductor. Luego calcula el momento de torsión óptimo del motor y envía la información rápidamente al motor.

FINALIZACIÓN DEL GIRO

Hacia el final del giro, la tecnología ayuda al conductor a mantener la posición de conducción al recuperar el movimiento de torsión del motor y cambiar la carga a las ruedas traseras. Este proceso ayuda a mejorar la estabilidad general correspondiente.

JINBA ITTAI

TRADICIÓN ANTIGUA. TECNOLOGÍA MODERNA.

Cuando nuestros ingenieros crearon SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS con G-Vectoring Control, siguieron la antigua filosofía japonesa del jinba ittai o "caballo y jinete como un todo". De igual manera, el objetivo de esta tecnología es crear una armonía perfecta entre el auto y el conductor. Así, cuando manejas no necesitas hacer correcciones constantemente. El auto, como el caballo, entiende tus intenciones. El resultado es una conducción más dinámica, confiable y, lo más importante, más placentera.

LOS DETALLES MÁS PEQUEÑOS

TIENE EL MAYOR IMPACTO EN LA CONDUCCIÓN

En Mazda, nunca nos detenemos cuando se trata de fabricar los mejores vehículos en cada clase. De hecho, nuestros ingenieros están tan obsesionados en lograr ese objetivo que dedicaron ocho años al desarrollo de la tecnología más sutil para mejorar el desempeño. SKYACTIV-VEHICLE DYNAMICS con G-Vectoring Control es esa tecnología. Mejora la dinámica del vehículo en muy poco tiempo dándote una sensación de control, confianza y regocijo.

TECNOLOGÍA SKYACTIV® DE MAZDA

En Mazda, creemos que nunca tienes sacrificar rendimiento por eficiencia de combustible. Por eso diseñamos cada aspecto de nuestros vehículos, desde la construcción de la carrocería hasta la tecnología del motor, para mejorar ambos. La llamamos TECNOLOGÍA SKYACTIV® y es otra de las maneras en la que mejoramos el manejo.