INFORMACIÓN SOBRE PRECIOS

Plan de precios S-Plan para empleados de Mazda

El plan de precios S-Plan para empleados de Mazda ofrece a los participantes elegibles precios establecidos, sin complicaciones y considerablemente más bajos que el precio de venta sugerido por el fabricante (MSRP). Los clientes elegibles acceden a este precio sin tener que negociar en el concesionario. 

  • El precio del S-Plan para empleados de Mazda es igual al precio total de la factura del concesionario, incluyendo el envío y cualquier evaluación voluntaria y cargos regulados por el estado.
  • Todos los vehículos Mazda nuevos tienen un precio especial en el plan de precios S-Plan para empleados de Mazda. El monto está impreso en la esquina inferior izquierda de la factura de la fábrica con el nombre "SPLAN".

Ejemplos de posibles ahorros

Incentivos

Además de los ahorros descriptos arriba, los clientes del plan de precios S-Plan para empleados de Mazda reciben los siguientes reembolsos e incentivos según corresponda:

  • Todos los incentivos de venta en efectivo del cliente.
  • Se pueden aplicar reembolsos varios como para graduados universitarios, militares o efectivo para financiamiento siempre y cuando se cumplan las reglas y condiciones específicas.
  • En algunos casos, los incentivos de efectivo para el concesionario pueden convertirse en efectivo para el cliente.

Otros cargos y gastos

  • Los concesionarios pueden cobrar cargos de documentación razonables y habituales. Ten en cuenta que como cada concesionario Mazda es una franquicia de propiedad y funcionamiento independiente, se puede agregar un cargo de documentación al precio final del vehículo.
  • El precio del S-Plan no incluye las opciones instaladas por el concesionario, accesorios, contratos de servicios extendidos y otros artículos y servicios. Estos ítems deben ser negociados en forma separada entre el concesionario y el cliente.
  • El precio del S-Plan para empleados de Mazda no incluye impuestos, título, licencia ni cargos de vehículos motorizados exigidos por el estado.
  • El canje, el financiamiento y el seguro no están cubiertos por el plan de precios S-Plan para empleados de Mazda y deben ser negociados entre el concesionario y el cliente.
  • Los concesionarios pueden requerir un depósito para realizar el pedido de un vehículo. El concesionario puede retener una parte o la totalidad de este depósito si el cliente cancela el pedido. Tanto el concesionario como el cliente deberán firmar un acuerdo por escrito en el que se establezcan los términos y condiciones.
  • Los equipos instalados por el concesionario y/o los servicios de postventa provistos por el concesionario no están cubiertos bajo el plan de precios S-Plan para empleados de Mazda. Cualquier parte no original y/o servicio de postventa en el vehículo por parte del concesionario pueden resultar en cargos adicionales.